martes, 20 de octubre de 2015

La última cripta | Fernando Gamboa

portada-la-ultima-cripta-fernando-gamboa
Reseña, crítica y opinión sobre:

Fernando Gamboa: La última cripta 


Novela de aventuras, se lee sola y es autoconclusiva, aunque hay otras dos novelas con los mismos protagonistas.


Fernando Gamboa ha vivido en varios países y ha viajado por cuatro continentes si incluimos Europa. Ha trabajado de jugador de Poker, submarinista, guía de aventura y profesor de español entre otras cosas. En 2007 publicó su primer libro "La última cripta", uno de varios que ha sido un gran éxito de ventas en España y que se ha traducido a otros idiomas.




"Con los párpados apretados luchaba por abstraerse de la vorágine que lo envolvía, y rogando a Dios por su alma y por la de los infortunados hombres que luchaban por sus vidas en ese infierno de agua y viento oyó, o más bien sintió en sus entrañas, un terrible crujido de muerte bajo sus pies, y supo que la sólida coca diseñada para soportar las peores galernas del mar del Norte había dicho basta y que, herida de muerte, nunca llegaría a su destino."


Ulises Vidal, trabaja de instructor de submarinismo en El Caribe, cuando el barco en el que trabaja sufre un percance con el ancla, al desengancharla descubre una campana en un arrecife de coral, pensando que puede ser algo valioso, Ulises la guarda. Algunos días más tarde llega a Barcelona donde contacta con un viejo amigo de su padre, el profesor de Historia Medieval Eduardo Castillo, para enseñarle la campana.

Lo que parecía ser la campana de un pecio del siglo XVI ó XVII resulta llevar una inscripción templaria del siglo XIII. Después de conocer la historia de la traición del Papa y el rey francés Felipe IV (conocido cómo "el hermoso" sin pruebas de que lo fuera)  hacia la orden del Temple y su posterior huida con un tesoro que nunca se encontró, además de otros indicios de su posible llegada llegada a América, Ulises decide presentar todos esos indicios y la prueba de la campana a un cazatesoros, Hutch, que podría rescatar el posible tesoro a cambio de una parte del dinero para ellos y el reconocimiento académico para el profesor.

El saqueador de barcos estadounidense no puede resistir la tentación ni la posibilidad de hacerse con un tesoro de más de 10.000 millones de dólares y acepta el trato. Ya en su barco y mientras se llevan a cabo los trabajos de búsqueda y rescate, Ulises conoce a una atractiva arqueóloga mexicana con la que hace buenas migas, Cassandra Brooks, de padre yanki y madre méxicana.

Sin embargo, tras localizar un barco hundido a pocos kilómetros de donde se encontró la campana, el hallazgo no resulta ser el esperado, el barco que encuentran es más moderno y no lleva tesoros. Hutch, bastante cabreado, se niega a seguir la operación y despide de malas maneras a los protagonistas.

"¿Por qué cree que realizamos las operaciones trabajando veinticuatro horas al día?
Poseo el mejor barco, la mejor tecnología, y a los mejores especialistas en recuperaciones marinas, pero todo ello supone un altísimo coste por cada día de trabajo y apoyándose en la mesa se inclinó hacia mí, frunciendo el ceño-. Perder una semana me resulta muy caro. Perder un mes sería mi ruina. ¿Comprende lo que le digo?

Ya a punto de dejar el barco Ulises y Cassandra hacen una nueva visita al arrecife donde encontró la campana, lo que descubren allí les llevará a una sesuda investigación y a un enorme viaje que les hará recorrer tres continentes.

 "La última cripta" es un libro que lleva escrita la palabra "aventura" en cada una de sus páginas. Se nota que el escritor sabe de lo que habla cuando explica todas las actividades tanto submarinas, cómo a través de la selva ó en el desierto, su experiencia en los trabajos mencionados más arriba hace que sus descripciones no sólo lo parezcan sino que son reales.

Hay que mencionar también la extensa documentación que se relata en el texto sobre la historia de los templarios y su posible llegada a America, algo que sostienen varios historiadores actualmente. Mientras lees las pistas que el escritor te va dejando cómo miguitas de pan también recibes un vaso de historia junto con un plato de suspense y aventuras.

El libro se lee bastante rápido, está escrito en primera persona y lleno de humor, aunque hay bastantes chascarrillos fáciles, también hay buenas notas de humor, todo eso, mezclado con las situaciones en las que se meten los protagonistas, hacen de la lectura una actividad muy agradable.

"Aquello estaba muy lejos de ser la animada sabana que nos presentan los documentales del National Geographic, con ñus, cebras y leones brincando a diestro y siniestro. Aquel lugar estaba muerto. Total y contundentemente muerto. Si la muerte tenía un póster colgado en su casa, probablemente sería una instantánea de aquel paraje por el que caminábamos."

En resumen, un libro que es muy pegadizo y ameno de leer, el aprendizaje sobre todos los lugares que se visitan, las aventuras y el inesperado final de la búsqueda del tesoro templario hace que te quedes con una muy buena impresión después de llegar a la última de sus 546 páginas







 


 
.



8 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Pués sí que lo es, si lo lees espero que lo disfrutes mucho.

      Eliminar
  2. Soy un gran seguidor de Fernando y me apetece mucho encerrarme en esta última cripta sobre la que fantasea. Me la apunto...

    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pués a disfrutarla antes de que sea saqueada. Igualmente.

      Eliminar
  3. Hola nunca he leído nada de el pero le daré la oportunidad se ve interesante, te sigo vengo de la iniciativa seamos seguidores te dejo el link de mi blog agradecería mucho si pasaras por el. http://librotravesura.blogspot.com/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que es un primer libro para darle muchas oportunidades.
      Voy para allá, ahora mismo. Un saludo.

      Eliminar
  4. "La última cripta" la leí en el verano de 20013. Me gustan los libros de aventuras y misterios que resolver para el período estival. Un libro que me enganchó desde el prólogo, con una lectura fácil y ágil, las quinientas y pico páginas me las leí en un periquete. Lo mejor de él, es que es un libro que está muy bien documentado. Sin embargo, los personajes, son los personajes típicos de este tipo de libros de aventuras. Veo que coincidimos.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Para un primer libro me ha parecido un muy buen comienzo, a partir de ahí no dudo en que sólo puede ir a mejor. A ver cuado puedo comentar otro libro más nuevo y vemos como evoluciona.

      Saludos.

      Eliminar

Botones nuevos.